VENTAJAS DE LA CUBIERTA INCLINADA Y LA PIZARRA NATURAL

VENTAJAS DE LA CUBIERTA INCLINADA Y LA PIZARRA NATURAL

La cubierta es una de las partes más importantes en cualquier vivienda, actuando como primera línea de defensa ante las inclemencias meteorológicas. Las cubiertas han evolucionado a lo largo de los años, predominando las cubiertas inclinadas que, a menudo, están asociadas a una apariencia más clásica. Dicho esto, la verdad es que siguen siendo la solución más común y eficiente para garantizar la máxima protección.

Estilo
Los techos inclinados pueden tener todo tipo de formas y tamaños, desde cubiertas a dos aguas, hasta formas más complejas que combinan cuatro aguas o faldones. Su versatilidad es inigualable, lo que permite al arquitecto expresarse libremente. Además, materiales como la pizarra natural se pueden encontrar en una amplia gama de formas y tamaños, adaptándose perfectamente a cualquier diseño.

Aislamiento térmico
Los edificios con techos inclinados son aproximadamente un 10-15% más compactos que los que tienen un techo plano. Esta reducción significativa se traduce en un mayor aislamiento térmico simplemente limitando el tamaño de la superficie expuesta al exterior.

Ahorro energético
La envolvente del edificio es responsable de alrededor del 25-35% de pérdida de energía dentro de un edificio. Los techos inclinados están construidos para permitir la ventilación natural entre la capa exterior y el edificio, preservando la energía.

Protección contra peligros ambientales
Los techos inclinados están construidos para soportar la nieve, el hielo, el agua y el viento. Por ejemplo, a tres aguas, son estables, más fuertes y aseguran un drenaje perfecto del agua. Algunos materiales, como la pizarra natural, son extremadamente resistentes, impermeables y resistentes al fuego.

Espacio adicional asequible
Este tipo de techo permite habitaciones adicionales o espacios de almacenamiento debajo de ellos, sin la necesidad de agregar un piso adicional (y un coste) a la vivienda.

Mayor vida útil
Los techos planos requieren un mantenimiento constante de sus sistemas de drenaje para evitar fugas. Aunque las cubiertas inclinadas son generalmente más caras, las reparaciones más baratas y menos frecuentes lo compensan. Algo especialmente cierto en el techo cubierto de pizarra natural, material de alta calidad, con una vida útil de más de 100 años y sin necesidad de ningún tipo de mantenimiento.

Reutilización de aguas pluviales
Este tipo de techo hace que sea más fácil reutilizar el agua de lluvia que los techos planos. El sistema de drenaje externo es más fácil de modificar y redirigir. Además, la pizarra se somete únicamente a los procesos de extracción y labrado, sin requerir tratamiento adicional alguno por lo que no tiene ningún efecto sobre la calidad del agua.

Sostenibilidad
Existen distintos materiales de cubierta con credenciales sostenibles, además los paneles solares se integran fácil y eficientemente dentro de la estructura de un techo inclinado.

FUENTE: https://www.cupapizarras.com/es/actualidad/8-ventajas-cubierta-inclinada